Cada vez son más los avances tecnológicos que contribuyen a solucionar y facilitar el trabajo de muchas personas alrededor del mundo. Un buen ejemplo de ello son los múltiples progresos científicos médicos logrados a través de la tecnología, utilizados para el descubrimiento y el lanzamiento de nuevas técnicas, utensilios, aparatos e incluso fármacos, en el mundo de la medicina.

En los últimos años se han ido implementando nuevas técnicas que permiten el alivio de dolores, la mejora de lesiones o la cura de patologías a través de técnicas terapéuticas. En el siguiente post te mostraremos a detalle cómo funcionan la electroterapia y los ejercicios de propocepción, que son dos métodos actuales aplicados en las prácticas de fisioterapia como disciplina de la salud.

Electroterapia

Es el empleo de impulsos eléctricos con fines médicos para el tratamiento de ciertas enfermedades y lesiones, su historia se remonta en la época romana y griega, con el uso de descargas eléctricas del pez torpedo. En los últimos años se han creado nuevos aparatos que evitan los efectos adversos de este tipo de terapia.

Dependiendo del tipo de efecto que desee lograrse, el especialista puede colocar diferentes tipos de corriente. Hay ciertas restricciones en caso de estar embrazada, tener tumores, marcapasos, implantes metálicos, audífonos u otros aspectos que condicionen la aplicación de electroterapia.

¿Para qué sirve la electroterapia? 

Principalmente se utiliza como método antinflamatorio y analgésico, sin embargo también es utilizada para potenciar la actividad neuro-muscular, para fortalecer los musculos, ayudar a la disminución de edemas, mejorar efectivamente el trofismo, contribuir a tener un mejor control sobre el dolor de ciertas áreas del cuerpo y proporcionar una rápida curación a las heridas. Además, se ha comprobado que la electroterapia funciona también como método para mejorar el transporte de medicamentos.

Propiocepción

Se trata del sentido que comunica al organismo sobre la posición en la que se encuentran los musculos, moderando la dirección y el rango de movimiento y en el caso de la fisioterapia, actualmente se hacen ejercicios propioceptivos con la finalidad de mejorar el funcionamiento de los receptores hasta lograr que transfieran la información de manera correcta.

Es trabajada sobre superficies inestables, obligando al cuerpo a rectificar su posición y a su vez dotándolo de habilidades que con el pasar de los días serán útiles para evitar lesiones.

¿Para qué sirve los ejercicios propioceptivos? 

Es utilizado para mejorar el sistema de propiocepción cuando ha sido lesionado de alguna manera, con la implementación ejercicios básicos, normalmente con los ojos cerrados.

Es eficaz para la recuperación de lesiones musculo-esqueléticas, desde pequeñas a grandes fracturas, buscando lograr una recuperación efectiva que evite futuras recaídas. También es efectivo para mejorar el equilibrio, el control de los movimientos y para prevenir lesiones sin necesidad de que haya ocurrido una lesión anteriormente. Los ejercicios de propiocepción son utilizados con mucha frecuencia para mejorar el rendimiento en deportistas de alto nivel.

La electroterapia y propiocepción son terapias totalmente seguras, nuevas y útiles en la fisioterapia, que otorgan tratamiento y prevención de lesiones sin necesidad de comprometer la salud con contraindicaciones.