Pese a que los hongos en los pies es uno de los problemas más habituales que se dan en los pies a lo largo de todo un año, es en verano cuando más infecciones se dan de este tipo. Los hongos en el pie se contagian con facilidad y es precisamente, el andar descalzo, el principal mecanismo de contagio. Piscinas, playas, gimnasios? cualquier lugar por donde hayas estado descalzo y haya pasado también más gente, puede ser considerado un foco peligroso en donde contagiarse.

Para saber si tienes hongos, basta con padecer algunos de sus síntomas más comunes. Estos síntomas son un picor en la piel, en la zona afectada, rojeces, piel arrugada, mal olor? en definitiva, cualquier alteración que pueda presentar tu pie y que sea anómala, es probable a que tengas hongos en los pies. Además de la piel, es importante destacar que el comportamiento de las uñas también puede ser un síntoma de hongos, si por ejemplo nuestra uña cambia de espesor o de color.

Pese a que estos problemas son los más frecuentes, también puede haber otro tipo de síntomas, por lo que cuando notes algo raro, aunque no esté descrito aquí arriba, lo más recomendable es acudir al podólogo para que te pueda dar un diagnóstico de lo que te sucede y por supuesto, recetarte el remedio necesario para acabar con ello.

¿Cómo puedo acabar con los hongos en los pies?

La mejor forma de curar los hongos, es no contagiarse de ellos. Para esto, lo más recomendable es procurar la menor cantidad de tiempo posible descalzo y por supuesto, no compartir nuestros artículos de higiene personal, como una toalla para secarnos. En las piscinas y playa, las chancletas ayudarán a mantenernos a salvo, siempre y cuando las tengamos puestas.

Si hemos llegado tarde y han aparecido, existen diferentes tratamientos para acabar con ellos. Algunos de estos tratamientos son de vía oral, compuestos a base de fármacos que contienen ketaconazol, clotrimazol o micanozol, por lo que, si los tomamos, al cabo de varios días los hongos irán desapareciendo paulatinamente. De todos modos, siempre es recomendable visitar a un podólogo o dermatólogo, que puedan ayudarnos con el tratamiento, no solo para recetarlo, si no para evaluar la situación y establecer las dosis y el tiempo de toma determinado.

Además de estos tratamientos vía oral, existen toda clase de cremas fungicidas que permiten acabar con estos hongos en los pies de forma rápida y sencilla. Bastará con la aplicación directa sobre la zona que contiene hongos y a través de un leve masaje, la crema irá penetrando en la piel e irá haciendo su efecto. Estas cremas suelen ser bastante efectivas y de la misma forma que con los medicamentos, notaremos sus efectos con el paso del tiempo.

Por último y para evitar que estos hongos vuelvan a aparecer, se hace necesario tomar todas las precauciones necesarias, descritas anteriormente, para evitar el contagio de nuevo y tenernos que enfrentar por lo tanto otra vez al problema. Si necesitas una cita con nuestro podólogo, él te podrá ayudar.