¿Alguna vez has escuchado la palabra callos? Así se le suele llamar a las durezas en los pies. Aunque es una lesión común, pocos conocen las razones por las que se presenta y cómo tratarlas de forma adecuada. En las siguientes líneas responderemos algunas dudas frecuentes en cuanto a esta dolencia.

¿Qué es la hiperqueratosis?

Hiperqueratosis es el nombre técnico que hace referencia a las lesiones en los pies conocidas habitualmente como durezas. Se trata de un engrosamiento en la piel superficial del pie causado por un aumento de células muertas. Esta reacción en el pie se produce como un mecanismo de protección ante el roce continuo o la presión.

Cuando esta lesión aparece, la piel adopta un color amarillento debido al cúmulo de queratina y no presenta bordes definidos. La textura en esta zona será áspera y seca, pero estas lesiones por lo general no causan dolor.tratar durezas pies

¿Cuáles son las causas de aparición?

Las durezas en los pies pueden presentarse por diversas causas como:

  • Una mala pisada al caminar. Si el lugar de aparición es frecuentemente el mismo podría ser evidencia de una forma inadecuada de pisar. Cuando tenemos una mala pisada, la presión sobre el pie no se reparte adecuadamente. Al apoyarlo, la carga recae en una zona determinada.
  • El calzado inadecuado. Los zapatos con tacón y los de punta estrecha pueden contribuir a la aparición de durezas. En este tipo de zapatos, los pies y los dedos se oprimen causando hiperqueratosis.
  • La falta de calcetines. Si usas zapatos sin calcetines, la piel de tus pies estará en constante roce con el material del calzado. Esta acción no es favorable, al igual que no lo es el que uses calcetines arrugados o rotos.
  • La sequedad. Unos pies deshidratados son más propensos a desarrollar hiperqueratosis. Procura mantener los talones hidratados.
  • Deformidad en el pie. Las personas con deformidades, como juanetes o dedos en garra o martillo sufren más presión al calzarse. Este exceso de presión los hace más propensos a sufrir la aparición de durezas.

¿Qué tratamiento se debe seguir?

Lo ideal para tratar este tipo de lesión dermatológica es acudir a un especialista. Los podólogos son los más indicados para tratar estas lesiones según las causas que la originaron. Los tratamientos más habituales son:

  • Quiropedia. Es el primer paso para eliminar las durezas. El proceso consiste en deslaminar la zona afectada eliminando el exceso de células muertas.
  • Estudio biomecánico de la pisada. Este estudio puede determinar si necesitas una plantilla para tus zapatos. Así podrás reducir la presión en ciertas zonas del pie.
  • Recomendaciones para el hogar. El especialista también puede recomendarte complementar tu tratamiento con el uso de la piedra pómez y la higiene frecuente. Además, resulta conveniente alternar el uso de los zapatos y evitar usar tacones de más de 4 cm de alto.
  • Hidratación. Por último, para prevenir futuras apariciones de hiperqueratosis es fundamental mantener el pie hidratado. El médico especialista te indicará que crema puede ser apropiada que uses con el fin de combatir la sequedad.