La Epicondilitis lateral o más conocida como codo de tenista es una condición la cual causa dolor alrededor de la parte exterior del codo.

Normalmente es causada por el uso excesivo de los músculos y los tendones del antebrazo, cerca del codo.

¿Cuál es la causa de la Epicondilitis o Codo de Tenista?

Pueden haber muchas, un doctor te examinará y realizará pruebas para determinas la causa.

Las más comunes suelen ser:

  • Extensión: Una flexión repentina durante alguna actividad física.
  • Realizar deporte sin previo calentamiento de los músculos.
  • Mal agarre de la raqueta, es importante desarrollar una buena técnica de golpeo para minimizar lesiones.

Síntomas

Los síntomas se desarrollan de manera gradual, pero en la mayoría de casos, el dolor empieza siendo agudo pero va empeorando semanas tras semanas.

  • Dolor o sensación de quemazón
  • Agarre débil
  • Dolor al levante algún objeto

Los síntomas mencionados empeoran con la realización de actividades físicas en las que los músculos del brazo y sobre todo los cercanos al codo participen de manera activa.

Tratamiento

El tratamiento puede ser quirúrgico y no quirúrgico.

No quirúrgico

La gran mayoría de casos tienen éxito mediante este tipo de tratamiento.

Descanso:Lo primero que tienes que hacer es descansar los brazos no participando en actividades físicas. Ya que es fundamental para recuperarse ya sea físico o mentalmente.

Fisioterapia: Un fisioterapeuta valorará la condición de tu codo para aplicar las técnicas de fisioterapia necesarias con el fin de reducir la inflamación y el dolor. Y luego fortalecer esos músculos para evitar a que se vuelva a producir.

Quirúrgico

Si los síntomas no se van en un plazo de entre 6 a 12 meses realizando técnicas de fisioterapia, entonces tu doctor probablemente te recomendará una cirugía.

La cirugía normalmente consiste en remover el músculo dañado y volver a conectar el músculo con el hueso.

Después de esta tu brazo quedará inmovilizado temporalmente con una férula, pasada una semana empezarás a mover el brazo y realizar ejercicios para ir recuperando movimiento.

Conclusiones

Esta lesión es bastante común y suele ser temporal, siempre y cuando no te fuerces excesivamente y te tomes reposo necesario para descansar y recuperarte al 100%. Y por último te recomendamos seguir las instrucciones del Fisioterapeuta.