El uso de las plantillas ortopédicas ha favorecido a infinidad de niños y siguen beneficiando a muchas personas, principalmente a todo aquel que sufre de dolores y de deformidades en los pies, y que la solución simplemente está en acudir a un médico especialista en el área para que sea éste el que determine si realmente requieres utilizar plantillas ortopédicas o no.

Pero ¿qué síntomas debo presentar para saber si las necesito? A continuación te mostraremos algunas señales que puede ser necesario ir a un médico especialista para que te recomiende la plantilla adecuada para ti.

• Formación de callos

Un signo indudable de que te tienes que usar plantillas ortopédicas es que cada vez que te quites tus zapatos después de haber caminado por un largo tiempo o cuando hayas acabado de correr o trotar, notes que en tus pies se hayan formado callosidades. Esto se debe a que la piel de tus pies roza con el zapato bien sea por tu forma de caminar o andar o porque tus zapatos ya no son los adecuados. La aparición de estos terribles callos en tus pies suelen ocasionar dolor e incomodidad principalmente en esas zonas en donde hay mayor contacto.

• Pies cavos

También se les conoce como pies de doble puente y puedes fácilmente reconocerlos porque los dedos quedan flexionados hacia dentro debido a que el arco longitudinal de los pies es muy elevado. También porque la persona que los padece siente dolor en la planta del pie y del talón producto de que todo su cuerpo se sostiene en esas partes. Si conoces a alguien con pies cavos, no dudes en recomendarle que vaya a un podólogo para que le asigne las plantillas ortopédicas adecuadas.

• Pies planos

¿Sientes dolores en los muslos, columna, pantorrillas, rodillas y cadera? Ten mucho cuidado, pues puedes padecer de pies planos. Éstos se caracterizan porque no cuentan con esa curva que es una de las cualidades principales que determinan los rasgos de los pies o porque esa curva no es lo suficiente pronunciada y por lo tanto, es casi imposible percibirla.

No es nada complicado saber si cuentas con este tipo de pies, así que si ya lo has notado no dudes en visitar a un especialista para que trate tu problema.

• Personas diabéticas, con sobrepeso o de avanzada edad

Si sufres de una concentración excesiva en la sangre, o si tu peso no se encuentra en los límites normales o si ya eres una persona de la tercera edad, podrías empezar a usar unas correctas plantillas ortopédicas que te serán de gran ayuda, pues al utilizarlas se disminuirá el cansancio y te aportarán mayor estabilidad a la hora de estar de pie. Además, con el pasar de los años el arco plantar suele ir en descenso, por ello es importante usarlas para que te brinden un apoyo al estar de pie y así previenes algún tipo de daño que pueda ocasionarte el no contar con un buen soporte.