El manguito rotador o manguito de los rotadores es el conjunto de músculos con sus respectivos tendones cuya función principal es proveer de estabilidad al hombro y mantienen la cabeza del húmero dentro de la cavidad glenoidea escapular.

Cómo está conformado

La articulación del hombro es una de las que más movilidad tiene en el sistema óseo-muscular, esto se debe a que la cabeza humeral y la escápula apenas están en contacto. Para compensar esto hay cuatro músculos que, gracias a su agrupación como un puño o un manguito, proveen de soporte y evitan la luxación.

  • El supraespinoso: interviene en el movimiento de abducción del brazo.
  • El infraespinoso: interviene en la rotación externa del brazo.
  • El redondo menor: también trabaja durante la rotación externa del brazo.
  • El subescapular: trabaja durante la rotación interna del húmero.

Patologías comunes en el manguito rotador

Este grupo muscular suele sufrir daños por diversas causas, entre las más comunes están la mala postura al dormir o al trabajar en el ordenador, sobreentrenamiento, traumatismo por impacto o esfuerzo inadecuado y desgaste.

Bursitis

La bursa subacromial es la almohadilla que amortigua el movimiento de los tendones. Cuando se inflama decimos que estamos ante una bursitis.

Tendinitis

Es la inflamación de cualquiera de los tendones que rodean el hombro, con más frecuencia ocurre a los que pasan por debajo del acromion. Cuando la tendinitis persiste por mucho tiempo pueden formarse depósitos de calcio en el tendón, a esto se le conoce como tendinitis calcificada.

Síndrome de impacto

Ocurre generalmente tras un evento traumático, uno de los músculos o tendones queda literalmente atrapado o aprisionado contra cualquiera de las otras estructuras del hombro.

Desgarramiento o rotura

Puede ser parcial o total, esta lesión puede ser producto de un traumatismo como un fuerte golpe, también por esfuerzos excesivos, sobreentrenamiento y desgaste.

Síntomas de una lesión en el manguito rotador

El primer síntoma de cualquier patología en el hombro es el dolor que puede ser persistente o cuando se hace algún tipo de movimiento (especialmente lateral). El dolor también puede presentarse durante el descanso nocturno.

También se puede experimentar debilidad o falta de fuerza en los hombros y la pérdida gradual de la movilidad.

Qué hacer en caso de lesión

En primera instancia se debe llamar al médico de cabecera o al fisioterapeuta. Es necesario dar reposo al hombro, evitando cualquier movimiento hasta que el dolor cese y luego empezar a moverlo gradualmente para evitar la rigidez.

Se puede poner hielo cuando hay hinchazón, pero no directamente sobre la zona, es importante que esté en una bolsa especial para hielo o envolverlo en una toalla para evitar daños en la piel.

Los analgésicos de venta libre son efectivos para el dolor y reducir la inflamación.

Será el médico quién determine qué tipo de terapia aplicar según la lesión diagnosticada.