Las verrugas plantares son pequeños bultos que suelen aparecer en los puntos del pie donde más se soporta el peso del cuerpo, aunque también llegan a presentarse en los talones. La presión generada puede causar en muchos casos que el crecimiento sea interno, debajo de lo que se conoce como callo del pie.

Estas son provocadas por el VPH (virus del papiloma humano) que accede al cuerpo mediante pequeñas grietas o cortes en la superficie del pie.

En la mayoría de las ocasiones, no suponen un problema de salud grave, ya que en muchos casos desaparecen solas y sin tratamiento, aunque siempre será necesaria la opinión de un especialista en el tema.

Síntomas

Entre los principales síntomas de la verruga plantar, destacan:

  • Piel dura y gruesa sobre un área bien definida. En este caso, la verruga ha crecido de manera interna.
  • Lesión de tipo pequeña, áspera y carnosa que puede presentarse en la base de los dedos, en el talón o el antepié.
  • Puntos negros en diferentes zonas del pie que son vasos sanguíneos que se han coagulado.
  • Dolor al caminar o estar de pie.
  • Mayor sensibilidad al usar zapatos.

Acudir con el especialista

Como ya hemos dicho, en muchos casos estas verrugas desaparecen solas con el tiempo, pero es necesario acudir a nuestro podólogo en Valencia, especialmente cuando se presentan los siguientes casos:

  • Sangrado en la lesión.
  • El dolor aumenta y cambia de color o forma.
  • Aparición en otras áreas del pie.
  • En casos de padecer diabetes o problemas de sensibilidad en el pie.
  • Sistema inmune débil, especialmente en cuadros de enfermedades subyacentes.

Causas de la verruga plantar

Es el virus del papiloma humano (VPH) el responsable de que aparezcan las verrugas plantares. Empiezan a desarrollarse cuando este penetre al organismo por esta zona del cuerpo.

Es necesario destacar que este es un virus muy común, con más de 100 tipos de variaciones, pero son pocos los que llegan a causar verrugas en los pies.

Por otra parte, es importante resaltar que no todas las personas que están en contacto con el virus experimentan verrugas, ya que todo depende del sistema inmune de cada paciente y cómo será su reacción frente a esta amenaza.

Las cepas del virus del papiloma humano que originan verrugas en los pies no suelen ser muy contagiosas, lo que quiere decir que el VPH no se transmite de manera sencilla entre personas, aunque si se hace más contagioso en ambientes cálidos y de mayor humedad.

Por ejemplo, una persona que camine descalza en los vestuarios o alrededor de una piscina puede ser una presa fácil.

Pacientes propensos

A pesar de que cualquier persona puede llegar a desarrollarlas, si existen unos grupos de mayor riesgo de que esto ocurra. Tales como:

  • Niños y jóvenes.
  • Pacientes con el sistema inmune bastante débil.
  • Quienes caminen descalzos en espacios públicos.
  • Personas que hayan experimentado anteriormente verrugas plantares.

Tratamiento para la verruga plantar

Para que una verruga desaparezca sola pueden pasar entre 1 y 2 años. En casos donde se sienta dolor o se vayan extendiendo es necesario acudir al especialista para determinar el tratamiento más adecuado que puede ir desde la aplicación de medicamentos con ácido salicílico, crioterapia y hasta intervención quirúrgica.