Si alguna vez has tenido un dolor muscular, seguro que alguien te ha recomendado ir a un fisioterapeuta, pero, ¿qué es un fisio? ¿En qué consiste la fisioterapia? Vamos a verlo en este artículo.

La fisioterapia es una terapia que sirve para tres motivos fundamentales, la prevención, el mantenimiento y la recuperación de algunas de las funciones del cuerpo, sobre todo las musculares. En este sentido, un tratamiento fisioterapéutico es aquel que se encarga de llevar a cabo una serie de acciones encaminadas a prevenir, recuperar y mantener.

Un tratamiento fisioterapéutico puede ser realizado en diferentes pacientes de distinta forma y es por ello, que previo al mismo, es necesario realizar un examen y una evaluación del paciente, para ver de que forma se puede llevar a cabo la intervención o el tratamiento del problema.

Dependiendo del problema que se observe, se pueden llevar a cabo diferentes tipos de tratamientos, en donde, a modo general, tendríamos que dividir estos entre los tratamientos que el propio fisioterapeuta lleva a cabo con sus propias manos y aquellos que se sirven de agentes físicos, como herramientas especializadas para realizar tratamientos como la Electroterapia.

Electroestimulación
Electroestimulación Muscular


¿En qué nos puede ayudar?

A pesar de que uno de los beneficios más conocidos por la fisioterapia es el acabar con el dolor, el campo de la fisioterapia va mucho más allá.
Por ejemplo, es habitual introducir técnicas de fisioterapia en periodos de recuperación en donde se pretende recuperar la movilidad o la elasticidad de alguna parte del cuerpo.

Así mismo, existen tratamientos a través de la fisioterapia que buscan el mantenimiento y desarrollo de los músculos, así como la relajación de estos.

En definitiva, un fisioterapeuta es un profesional que ayudará a que nuestro cuerpo se encuentre bien, alejado de males y dolores, para que nos podamos sentir mucho mejor, libres de toda molestia.