La neurodinamia es una técnica utilizada en fisioterapia con el objetivo deslizar los nervios en cualquier área del cuerpo, para liberarlos de enganchamientos que puedan sufrir mediante su recorrido por el organismo. Los nervios más afectados normalmente son los de la columna vertebral que por sus múltiples terminaciones en los miembros superiores e inferiores se pueden ver comprimidos, logrando dificultar en gran parte la comunicación con el cerebro sobre los múltiples impulsos nerviosos que efectuamos cada momento.

Con algunos ejercicios y movimientos, los nervios pueden liberarse o descomprimirse efectivamente, eliminando el dolor y sin necesidad de acudir a intervenciones quirúrgicas o fármacos demasiado fuertes.

Los dolores causados por nervios comprimidos suelen ser insoportables e incluso puede causar adormecimientos, dificultad para dormir, pérdida del equilibrio y otros síntomas de los cuales se debe estar atento, debido a que de no ser tratado a tiempo podría representar un problema mayor a futuro. En este sentido, las personas que presenten los síntomas de nervios comprimidos deben acudir a un especialista que pueda emplearles terapias neurodinámicas.

Las afecciones de los nervios son causados por un mal movimiento, tensiones diarias, fuerzas mal realizadas, manejar altos niveles de estrés o alguna caída, accidente o lesión en la zona nerviosa. Los movimientos y ejercicios neurodinámicos no causan dolor y tienen muy pocas contradicciones, además suelen ser movimientos muy rápidos que en comparación a otras terapias causan alivio prácticamente instantáneo.

Patologías que son mejoradas con terapias neurodinámicas

• Síndrome de desfiladero torácico: síndrome por el cual se ven comprimidos los nervios de salida a nivel torácico, afectando directamente el plexo braquial. Causa dolor agudo en el área e imposibilita parcialmente el movimiento de los brazos.
• Síndrome del túnel carpiano: es una afección común conocida por afectar el funcionamiento normal del nervio mediano, ubicado en la muñeca. Este síndrome provoca endurecimiento, debilidad, hormigueo y daño muscular en los dedos y las manos.
• Síndrome del piriforme: afección en la que el musculo piriforme ubicado en los glúteos, se ve afectado por espasmos y dolores fuertes. Normalmente afecta el nervio ciático, causando hormigueo, entumecimiento y fuertes dolores en la parte posterior de la pierna y el pie.
• Talagia: dolor en el talón, causado por el impacto repetitivo al saltar, correr e incluso caminar. Suele causar dificultad para caminar, fuertes dolores al pisar o al realizarle algún movimiento al pie.
• Dolores cervicales y lumbares: la mayoría de estos dolores se deben a nervios afectados en estas zonas, dados por los niveles de estrés, mal movimiento o ejercicios mal realizados.

Con la aplicación de terapias neurodinámicas estas patologías son mejoradas sin ninguna problemática, eliminando los dolores y demás síntomas que pueden causar. Es importante acudir con un especialista que pueda realizar estas terapias a tiempo, ya que con el pasar del tiempo estos males podrían empeorar sus consecuencias.

El movimiento específico y los estiramientos que nos proporcionan estas terapias son totalmente efectivas y suelen ser el método más utilizado actualmente, en búsqueda de excluir el uso de fármacos que puedan conllevar a múltiples contraindicaciones médicas.