Los calambres en los pies y en las piernas, son unas contracciones musculares involuntarias, que producen una gran cantidad de dolor y son de corta duración. Estos calambres pese a tener muchas causas, la mayor cantidad de las veces llegan sin avisar y pueden llegar a ser bastante molestos. Pese a que los calambres puntuales, pueden llegar a ser bastante habituales y no suelen tomarse como un problema grave, si se dan con una cierta frecuencia si que pueden llegar a desarrollar alguna patología relacionada con el propio sistema circulatorio o nervioso.

Calambres dolorosos

Causas de los calambres en los pies y en las piernas

Los calambres en los pies y en las piernas pueden deberse a muchas causas diferentes. Una de las razones más habituales por la que se sufren estos calambres, es por una fuerte actividad física. De esta forma, son muchos los deportistas que tienen este tipo de problemas y que principalmente se desarrollan por la noche, mientras se encuentran durmiendo en la cama. Estos calambres se producen especialmente en los dedos de los pies y llegan a afectar por norma general a toda la pierna.

Otro de los aspectos más frecuentes que suele generar calambres, es la deshidratación. Esta deshidratación afecta de nuevo con mayor facilidad a los deportistas, debido a una pérdida excesiva de líquidos durante la práctica del deporte. Esta pérdida de líquidos, se asocia a una pérdida de minerales importantes como el potasio y el calcio, con lo que se llegan a sufrir espasmos musculares.

Además de los deportistas, el uso de diuréticos u otros aspectos como por ejemplo tener diarrea, pueden ser motivos más que suficientes para tener calambres, debido a que una vez más, están asociados a la pérdida de sales minerales. Los calambres también pueden ser debidos a otros problemas, como por ejemplo estar en periodo de embarazo o disponer de un calzado estrecho que nos someta al pie a una fuerte presión. Así mismo, pueden aparecer como consecuencia de otras enfermedades más importantes como la diabetes o la insuficiencia renal.

Como tratar los calambres en los pies y las piernas

A día de hoy, no existe un tratamiento eficaz para acabar con estos calambres en las piernas, pero sin embargo si que se pueden realizar técnicas para reducir el dolor de los mismos. Estas técnicas están centradas en la realización de un masaje suave sobre la zona afectada. De esta forma, se pretenden relajar los músculos que se han contraído, buscando mitigar el dolor.

Como es de imaginar, la mejor forma de tratar los calambres es centrarse en la prevención para no sufrirlos. Para ello, aspectos como una correcta hidratación y una buena alimentación, son bastante importantes para evitar los mismos. Por lo demás, hace falta llevar el calzado correcto para que no nos oprima mucho el pie y ejercitar y masajear bien los pies con diferentes ejercicios. Con esto último, conseguiremos que nuestros pies se pongan más fuertes y que por lo tanto, sea más complicada la aparición de dichos calambres.