La sensación caliente y dolorosa de ardor en los pies puede ocurrir gracias a un amplio abanico de enfermedades o alteraciones que van desde la causa de resolución más simple, como el uso de calzado inadecuado o la tiña pedis, (pie de atleta) a complejas patologías de larga data como la neuropatía periférica, el hipotiroidismo, las deficiencias nutricionales, la insuficiencia venosa, la fascitis plantar o el VIH.

Es por eso que, para aliviar dicho síntoma, te recomendamos asistir a consulta médica o al podólogo lo más pronto posible. De esta manera se podrá realizar el diagnóstico diferencial prontamente y así dar con el tratamiento indicado.

Causas principales del ardor en los pies

Sobrepeso y afecciones del pie

El exceso de peso somete al cuerpo a un estado de estrés constante, lo que sumado a una actividad física exigente para el nivel de resistencia personal, desemboca en molestias, dolor y ardor en la zona plantar

El uso de calzado inadecuado es también una causa frecuente de ardor en los pies junto con los cambios en la pisada y el pie plano.

Procesos infecciosos

Tanto virus como hongos tienen la facultad de generar sensación de ardor en los pies, aunque a través de distintos mecanismos.

Lo virus como el herpes zóster y el citomegalovirus atacan directamente los nervios periféricos, inflamándolos y ocasionando dolor, ardor y hormigueo en la zona afectada, mientras que las dermatofitosis por Microsporum, Epidemophyton o Trichophyton, desencadenan una reacción inflamatoria expresada en ardor y/o prúrito en la zona plantar. 

Neuropatía diabética

La neuropatía diabética es una complicación crónica de la diabetes mellitus descompensada, caracterizada por la degeneración progresiva de las fibras nerviosas, por lo que de acuerdo a las vías afectadas los síntomas pueden comprender desde un ligero dolor o entumecimiento en piernas y pies, hasta graves mialgias e infecciones.

Este tipo de alteración puede prevenirse fácilmente por medio de un buen apego al tratamiento hipoglicemiante prescrito por un especialista, estrictos controles de glicemia en sangre y un estilo de vida saludable.

Insuficiencia circulatoria

Los trastornos vasculares arteriales o venosos, impiden que el flujo sanguíneo se produzca de manera adecuada en los miembros inferiores, lo que provoca aumento de volumen en piernas y pie, dolor tipo opresivo, sensación urente, pesadez y várices o cordones varicosos en el caso de la insuficiencia venosa.

¿Cuándo acudir al médico?

  • Si después de varias semanas de autocuidados el síntoma se mantiene.
  • Si se acompaña de otros síntomas como entumecimiento u hormigueo.
  • Si la sensación se extiende a las piernas.
  • Si tras varios días de ardor, la sensación se ha intensificado y produce un dolor tan fuerte que impide acciones básicas como el sueño o la marcha.
  • Si nota pérdida de sensibilidad en cualquier zona del pie.

Debido a que la sensación de ardor en los pies es un síntoma bastante inespecífico, es necesario poner atención a elementos como: fecha de inicio, condiciones en las que aparece, grado de intensidad y presencia o no de enfermedades crónicas. Ya que esto aportará datos de gran valor al médico tratante.