La punción seca

¿Cuantas veces nos pasa tener un dolor muy agudo en la espalda o en el cuello? ¿Un dolor que podemos incluso tocar y palpar? Lo solemos describir como un “nódulo” que al tocarlo produce dolor. Este “nódulo” se llama punto gatillo, que es un punto de fibras enrolladas que no permite el estiramiento completo del músculo y que produce dolor continuo. El punto gatillo se produce por estrés, por una mala postura prolongada o por un gesto brusco.

La punción seca es un tratamiento muy novedoso que, mediante la utilización de unas agujas, permite abordar de manera más eficaz un punto gatillo. De hecho la entrada de la aguja dentro del punto gatillo consigue su desactivación, y por lo tanto la completa desaparición del dolor. Es una técnica que no produce dolor, mucho menos que un abordaje manual, más rápido y más eficaz.

Conoce a nuestro especialista