LA NUTRICIÓN QUE NECESITAS

La endocrinología es la especialidad de la medicina que estudia la anatomía, funcionamiento y enfermedades del sistema endocrino y sus glándulas endocrinas: páncreas, tiroides, suprarrenales, hipófisis, gónadas, …
Entre los servicios prestados por la unidad de Endocrinología y Nutrición de ClinicFoot se encuentra el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de patologías hormonales y relacionadas con el metabolismo, así como la valoración del peso corporal y la instauración de pautas dietéticas y farmacológicas para control de peso.

La nutrición consiste en la incorporación y la transformación de materia y energía para que puedan llevar a cabo tres procesos fundamentales: mantenimiento de las condiciones internas, desarrollo y movimiento,1​ manteniendo el equilibrio hemostático del organismo a nivel molecular y microscópico.

Consejos para una buena nutrición

• A la hora de comer, distinga entre hambre y apetito.

• Coma despacio, de manera relajada y dedique como mínimo 30 minutos a esta parte tan importante del día. En caso de estar preocupado, ansioso o enfadado, es mejor tumbarse en un lugar tranquilo, cerrar los ojos, respirar profundamente y relajarse; y después, cuando uno ya está repuesto, dedicarse a comer.

• Fraccione la alimentación en varias tomas, como mínimo tres comidas principales (desayuno, comida y cena) y respete los horarios de las comidas, sin saltarse ninguna comida.

• Coma sentado en la mesa, de un modo tranquilo y de manera ordenada, sin mezclar los platos.

• Planifique los menús con antelación para poder prepararlos adecuadamente.

• Mastique bien los alimentos, ya que la digestión de muchos de ellos (cereales, patatas y legumbres) comienza en la boca. De esta manera se aprovecha más su valor nutritivo y se predispone al cuerpo hacia una mejor digestión.

• Los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (cereales, legumbres y patatas) deben constituir la base de la alimentación siempre y cuando se ajusten las cantidades a las necesidades energéticas personales.

• Reduzca al máximo el consumo de productos excesivamente dulces por su riqueza en azúcares simples y calorías; sobre todo en caso de obesidad, diabetes o alteraciones de lípidos en sangre.

• Cuide el origen de la grasa de los alimentos. Conviene reducir la de origen animal (grasa saturada) debido a su capacidad de aumentar los niveles de colesterol en sangre y de acumularse en las paredes de las arterias dificultando el paso de la sangre por ellas y aumentando el riesgo de desarrollar arteriosclerosis. Como contrapartida, aumente el consumo de pescado y consuma aceite de oliva preferentemente, ambos alimentos son ricos en ácidos grasos insaturados con indiscutibles cualidades dietéticas de reducir los niveles de triglicéridos y colesterol sanguíneos.

• No abuse de la sal de mesa o de los alimentos ricos en sodio (embutidos, conservas, etc.).

• Beba suficiente cantidad de agua (1, 5 litros al día) para mantener el cuerpo bien hidratado y favorecer la función renal.

Los mejores alimentos para una buena nutrición

1. EDAMAME (SOJA)

Para los que no lo conozcáis, el edamame es un haba de soja o un frijol de soya que siempre ha sido un elemento básico de la cocina asiática durante generaciones y ahora ha ido ganando popularidad en el frente occidental. Estos frijoles son ricos en isoflavonas que tienen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, anticancerígenas y antimicrobianas. Por lo tanto, pueden ayudar a regular la respuesta inflamatoria del cuerpo, retrasar el envejecimiento celular, luchar contra los microbios y, según los informes, proteger contra ciertos tipos de cáncer.

2. TOFU (CUAJADA DE SOJA)

Es una buena fuente de proteínas y contiene todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita para sintetizarlas. Además, también es rico en minerales, que nuestro cuerpo necesita para mantener fuertes y sanos nuestros dientes y huesos.

3. ZANAHORIAS

Este ingrediente tan conocido es famoso por su alto contenido de betacaroteno, un pigmento carotenoide. Esto quiere decir que pueden proteger contra la degeneración macular relacionada con la edad (la pérdida de visión). Además, es un alimento rico en potasio y fósforo y ayuda a combatir el estreñimiento.

4. VEGETALES CRUCÍFEROS

Estas verduras cuentan con un alto contenido de nutrientes que incluye muchas vitaminas, minerales y carotenoides. Algunos de ellos pueden ayudar a regular el estrés y tiene propiedades antimicrobianas. Además, muchos de ellos están siendo investigados por su potencial anticancerígeno.

Por ejemplo, alimentos como la col rizada pueden ayudar a frenar el deterioro cognitivo, y otro como el brócoli y el repollo tienen un efecto protector sobre la salud del corazón, gracias a su contenido de vitamina K. Por otro lado, las verduras crucíferas son también una gran fuente de fibra soluble, que desempeña un papel en la regulación de los niveles de azúcar en la sangre y en la disminución de la absorción de grasa, lo que ayuda a prevenir el exceso de peso.

5. SALMÓN

El salmón está lleno de proteínas y contiene muchos ácidos grasos omega-3, los cuales son beneficiosos para la vista. También tiene un alto contenido de potasio que puede prevenir la aparición de enfermedades del corazón y, además, este tipo de pescado es rico en el mineral de selenio, que contribuye a la salud de la glándula tiroides.

6. FRUTAS CÍTRICAS

Durante mucho tiempo, los nutricionistas han recomendado los cítricos por su alto contenido de vitamina C, que tiene propiedades antioxidantes. Además, este tipo de alimentos contienen aún más compuestos orgánicos, como flavonoides, cumarinas y carotenoides, que tienen efectos protectores contra el cáncer y enfermedades neurodegenerativas.

97%
Dietas
85%
Afecciones gástricas
100%
Consejos
83%
Tratamientos